El plato de la mente sana (II)
02/12/2015

El plato de la mente sana (I)

El cerebro es uno de los órganos que más influye sobre nosotros. Gracias a él pensamos, sentimos, tomamos decisiones… en definitiva, somos quienes somos pero, además, para poder gozar de una buena salud es muy importante tener una mente sana, entrenada y activa ya que cada vez son más los estudios que demuestran que un estado mental débil puede provocar efectos dañinos en el cuerpo e incluso derivar en serias enfermedades.

Te vamos a recomendar ocho actividades que puedes hacer con regularidad en tu vida diaria y que está científicamente demostrado que consiguen que conserves el cuerpo sano y la mente fuerte. La práctica regular de estas actividades estimulará el crecimiento y la activación neuronal de tu cerebro.

Veámoslas:

  1. Mantener una alimentación sana.

Una buena alimentación mejora y mantiene nuestra salud:

  • Nos proporciona defensas contra la enfermedad.
  • Nos protege de algunos tipos de cáncer.
  • Nos previene de la osteoporosis (pérdida de masa ósea).
  • Contribuye a evitar enfermedades del corazón.
  • Mejora el rendimiento intelectual.
  • Mejora el aspecto físico.

 

 

  1. Tiempo de sueño.

Dormir bien es esencial para mantener y equilibrar las funciones del cerebro. Durante el sueño, además de las áreas que eran hiperactivas durante el día, el cerebro tiene la oportunidad de activar otras áreas que están subutilizadas, que, según se cree, ayudan a equilibrar las funciones del cerebro. La cuestión va mucho más allá del número de horas de sueño, que varía para cada individuo. Lo importante, dicen los expertos, es asegurar la calidad del sueño.

Aquí tenemos una lista de hábitos de sueño sencillos que puedes poner en práctica todos los días y que te ayudarán a dormir profunda y suficientemente durante toda la noche:

  • Evita leer, mirar televisión o preocuparte en la cama.
  • Desarrolla una rutina para acostarte. Haz lo mismo todas las noches antes de irse a dormir.
  • Usa el dormitorio solo para dormir y tener actividad sexual.
  • Si no puedes dormirte después de 15 minutos, vete a otra habitación y regresa a tu cama sólo cuando te sientas cansado.
  • Despiértate a la misma hora cada día, incluso los fines de semana.
  • Evita o limita las siestas.
  • Evita el consumo de la cafeína del café y los refrescos, y la nicotina de los cigarrillos, en especial, durante las últimas horas del día.
  • Evita comer comidas abundantes o beber mucha agua por la tarde.
  • Asegúrate de que tu dormitorio esté tranquilo y oscuro.
  • Haz ejercicio en forma regular, pero no hagas ejercicio algunas horas antes de irte a dormir.
  • Reserva un poco de tiempo para relajarte antes de irte a dormir.

 

  1. Tiempo interior.

El tiempo interior es la manera de reflexionar sobre nosotros mismos. Nos capacita para percibir nuestros sentimientos, pensamientos, recuerdos y creencias, y nuestras intenciones, esperanzas, sueños, actitudes y anhelos.

Las personas que meditan regularmente son más propensas a sentir emociones positivas, mantener la estabilidad emocional y se respetan más a ellas mismas y a los demás

 

  1. Tiempo de actividad física.

Mover el cuerpo desarrolla el cerebro y además es un potente regulador del estado de ánimo.

La actividad física, entre otras cosas, estimula la producción de sustancias que promueven el bienestar psicológico, como las beta-endorfinas (hormonas ligadas a la sensación de placer). Para una mente sana, no importa mucho el tipo y la intensidad de la actividad – lo mejor, es aquel ejercicio que te gusta hacer. Las mejores actividades se realizan al aire libre: la exposición a la luz solar es importante para mantener el equilibrio emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*