EMDR

El EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares) es un método terapéutico que se utiliza para tratar diversos trastornos del paciente. Dichos trastornos pueden ser la depresión, las fobias, las adicciones o cualquier alteración de las emociones producida por traumas infantiles o sucesos muy dolorosos, como puede ser la muerte de un ser querido.

Este tratamiento nos permite abordar el sistema de procesamiento de la información del paciente con el fin de desbloquear aquello que le está causando problemas y eliminar los diversos síntomas que puede estar experimentando, tales como la baja autoestima, el miedo, la tristeza o la angustia.

Durante el tratamiento con EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente sobre el origen de su problema mediante la estimulación de los mecanismos de curación que conducen a la “resolución adaptativa”. Esto se hace al tiempo que el paciente realiza movimientos oculares voluntarios, lo cual disminuye la sensación de angustia que el paciente experimenta al recordad hechos traumáticos o dolorosos.

Esta estimulación, guiada en todo momento por el terapeuta, puede ser también auditiva o kinestésica y actúa sobre la conexión entre ambos hemisferios del cerebro durante el procesamiento de la información. Esto permite que la carga emocional del paciente se reduzca de forma considerable.

 

emdr

 

La eficacia de la terapia EMDR está ampliamente reconocida, y se considera la psicoterapia más eficaz, junto con la terapia cognitivo conductual centrada en el trauma para pacientes de todas las edades que sufren trastorno de estrés postraumático.

Asimismo, resulta eficaz para el tratamiento del estrés y de todo tipo de traumas. Gracias a esta terapia, es posible que el paciente recoja las experiencias pasadas que originaron el trauma. También todo aquello que relaciona con dicha experiencia, y se activan los síntomas para transformar las emociones y adquirir la seguridad y fortaleza necesarias para abordar situaciones futuras.