Dependencia emocional

 

La dependencia emocional es una excesiva necesidad que una persona tiene de otra, y frecuentemente se da en las relaciones de pareja, aunque puede existir también entre miembros de una familia o en el entorno social.

Generalmente, esta necesidad de tipo afectivo se caracteriza por una serie de cuestiones:

  • El dependiente se aferra de manera obsesiva a la persona de la que depende.
  • Siente una fuerte necesidad de estar en permanente contacto con la otra persona y precisa atención continuada.
  • Tiene un miedo atroz a que se produzca una ruptura sentimental o que la persona de la que depende se aleje.
  • Desatiende sus propios asuntos y toda su vida gira en torno a la otra persona. Es su prioridad siempre.
  • Su comportamiento es muy similar al que se da con cualquier tipo de adicción.
  • No pueden soportar la soledad.
  • En las relaciones amorosas, idealizan a su pareja, se menosprecian a sí mismas y se someten a la persona de la que dependen.
  • La relación es evidentemente desequilibrada entre ambos.

Es habitual que quienes sufren la dependencia emocional tengan la autoestima muy baja y es posible que durante su infancia tuvieran carencias afectivas.

dependencia emocional

¿Cómo tratar la dependencia emocional?

El tratamiento para la dependencia emocional se centra en que el paciente mejore su autoestima y su estado de ánimo, fomentando la modificación de ciertas creencias y analizando las causas de su dependencia.

En este sentido, el trabajo del terapeuta es esencial para superar con éxito este problema. Para que la terapia tenga éxito, debe estar perfectamente adaptada a la problemática particular de cada paciente. Abordaremos las diferentes dimensiones de la persona para aplicar soluciones y modificar la conducta.

En algunos casos, la utilización de medicamentos antidepresivos puede ser beneficiosa para mejorar la neurotransmisión del paciente y que de este modo le resulte mucho más sencillo el proceso.

En todo momento, el terapeuta irá valorando los resultados que se van consiguiendo en la terapia para incluir o cambiar en cada caso aquello que sea necesario. Se trata de un tratamiento flexible que se irá modificando en función de la evolución del paciente.

Gracias a la terapia, que puede incluir el EMDR, es posible que el dependiente emocional transforme su conducta y pueda comenzar a disfrutar de relaciones saludables, así como a manejar la soledad y a mejorar su autoestima y autonomía.

 

Ante cualquier momento que sientas que tu, o alguien cercano a ti, tiene problemas categorizados dentro de la dependencia emocional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro centro psicológico, que cuenta con distintos psicólogos en león, están para ayudar.