Ayuda psicológica

 

Son muchos los motivos por los que una persona puede pedir ayuda psicológica, pero lo habitual es que esto se deba a que se percibe un sentimiento de depresión, angustia o incapacidad para afrontar las cosas como antes. Por este motivo, es recomendable conocer con qué tipos de trastornos nos podemos encontrar en la vida:

Un ejemplo práctico es el de los trastornos de ansiedad, que se dan en gente que vive con miedo ante situaciones que antes resultaban intrascendentes o en las que no reparaba. Puede manifestarse de repente o, en cambio, ser el resultado de un proceso que se ha ido larvando y del que había señales con anterioridad. Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, siendo una de las patologías más tratadas y más complejas, puesto que la sintomatología es muy variada y algunos de los síntomas degeneran en dolencias crónicas.

Un caso más concreto es el de los traumas generados por una situación límite en el que la persona revive la situación, aunque esta haya acontecido muchos años antes. Las personas que han sido agredidas, secuestradas, torturadas, ex-militares o que han estado en prisión tienen muchas posibilidades de sufrir el Trastorno Por Estrés Postraumático (TEPT). En estos casos, habrá que valorar si es suficiente con el tratamiento o si se necesita otro tipo de apoyo.

ayuda psicologica

Ayuda psicológica en Psico salud León

Otro tipo de trastorno de tratamiento habitual es el depresivo. La depresión se conoce como la enfermedad de nuestro tiempo, y lo cierto es que, en mayor o menor medida, la mayoría de las personas pasan en algún momento de la vida por estados depresivos. La pérdida del trabajo, una separación o la muerte de un familiar son situaciones paradigmáticas. Ahora bien, si esta situación se prolonga y supone un impedimento para la vida diaria, se hace conveniente pedir ayuda psicológica.

En el tratamiento, se empieza por hablar con la persona sobre su estado general de vida y se indaga sobre las causas que lo han generado. Si el paciente-cliente conoce el desencadenante, lo puede hacer saber al terapeuta y, de esta forma, todo será más rápido. Sin embargo, lo más habitual es que la problemática que encierra un trauma sea como una cebolla con varias capas y que, a medida que se avance, se van encontrando nuevas cosas.

En cualquier caso, sí hay que destacar que, en contraposición a los antiguos sistemas terapéuticos que eran mucho más prolongados, hoy existe la tendencia de ir al fondo del asunto y evitar divagar en disquisiciones poco útiles. Gracias a esto, la persona que vaya a terapia sentirá que emplea bien su dinero.

Si una persona quiere mejorar su vida, pedir ayuda psicológica es la opción más saludable, puesto que profesionales de Psico Salud León son unos buenos psicólogos de León que tienen la capacidad de realizar un diagnóstico y, con él, de recomendar técnicas y pautas para cambiar la conducta. De esta forma, es posible revertir la situación que trajo al paciente-cliente a la consulta. Por todo ello, animamos a que las personas con un trastorno incapacitante comprendan la necesidad de hacer terapia con un profesional.